fbpx

Y ya puestos, que no manchen en exceso (no mola enguarrarse fuera de casa). Y si sirven tanto para los niños como para los adultos, mejor, ¿no?

 

2 VENTAJAS DE LLEVARTE SNACKS FUERA DE CASA

 

1 – AHORRAS DINERO

Ya, ya lo sé. Es una obviedad. Pero es que no es lo mismo gastarte 1,20 € tomándote un café que 5,30 € tomándote ese mismo café y un mini de jamón serrano…

Si tienes un hijo, súmale otro mini + un zumo…

Y quizás pienses: bueno, eso sólo lo acostumbro a hacer alguna que otra vez… Ya claro, pero… aparte de esa «alguna vez» en la cafetería, ¿has pensado en las veces (en plural, en el último mes) que has comprado comida yendo de paseo, en un centro comercial, etc? Pues eso, que todo suma.

2 – COMES MÁS SANO (SI ESCOGES BIEN)

Cuando te planteas como objetivo COMER MÁS SANO, tu casa no suele ser el terreno donde te “sales” de esa misión.

Con los niños ocurre lo mismo: no suele ser en casa donde comen “peor”. Y por cierto, si ése también es tu caso te dejo el link a una entrada que te será de ayuda.

Em ambos casos, los momentos de ocio (fiestas de cumpleaños, barbacoas, cenas en un restaurante…) y actividades sociales (vamos a dar una vuelta con alguien, vamos al parque con nuestro hijo…) influyen mucho en nuestras elecciones a la hora de comer.

Tranquila, no estoy sugiriendo que si vais a cenar a un restaurante, te pidas la ensalada en lugar de la pizza. El problema no es esa pizza.

El problema es el croissant que pediste en la cafetería el martes.

Los palitos que sacaste el miércoles de la máquina de vending (por muchas pipas que lleven… recuerda que son altos en sal, aceites vegetales de poca calidad) y harinas refinadas).

El donut que le compraste a tu hijo el viernes de camino al parque, justo saliendo de la escuela, y que tú de paso pellizcaste un trocito.

Y ya rematas con la pizza y el brownie del sábado que «crees» que ha sido el problema de la semana.

¿Me explico?

El problema no es un snack «no-saludable» un día aislado.

Es la suma de muchos pequeños momentos que te alejan de tu buen objetivo.

Ah, y con el agravante de que cada una de estas ocasiones, te aleja también de tu motivación. Porque fomentan un círculo vicioso:

  • Sucumbes a lo fácil y conocido «total, no pasa nada…»
  • Te sientes culpable de haberlo hecho.
  • Te consuelas resignándote y prometiéndote de que la semana que viene, el lunes empezarás sí o sí con la dieta.

Para romper ese círculo vicioso, hay que dejar que las comidas que no sean tan saludables sean esporádicas de verdad.

Pero claro, cuando sales a hacer la compra, llevar tu hijo al parque, ir a una cafetería, quedar con los amigos… ¿cómo encajarlo?

Teniendo buenas opciones a mano.

Sí, incluso si vas a una cafetería, no te van a echar si sacas discretamente de tu bolso alguno de tus snacks. Menos aún si es para tu hijo.

Para picar entre horas, la fruta es una de las mejores opciones. Pero claro, ¿quién se va a poner a pelar una pera en medio de la calle? Para eso necesitas un cuchillo y un par de servilletas de papel. Así que muy práctico, no parece. Pues vamos con algunas otras ideas, ¿te parece?

 

7 OPCIONES PARA LLEVAR EN EL BOLSO

 

1 – MINI TUPPER CON FRUTOS SECOS

Ya, ya imagino que este recurso lo conocías.

No es original, pero es de los mejores. ¿Por qué? No mancha, sacian muchísimo y son equilibrados en los tres macronutrientes (proteínas, carbohidratos y grasas saludables).

Tener un par de mini tuppers en casa es muy socorrido. Allí puedes meter avellanas, almendras, anacardos, nueces, pipas de calabaza… cualquier fruto seco sin salar o freír, vale. Crudo o tostado, escoge el que más te guste.

tupper-con-frutos-secos

 

 

2 – MINI TUPPER CON FRUTA DESHIDRATADA

En el otro mini tupeer puedes poner pasas, orejones, dátiles… En algunos supermercados (lo he visto en Mercadona, por ejemplo) tienen bolsitas con fruta deshidratada sin azúcar (manzana, piña, mango…).

La fruta deshidratada es igual de saludable que la fresca.

La única “precaución” es la ración. Es decir, si en fresco te comerías 2-3 albaricoques, no te tomes 10 orejones… tupper-con-fruta-deshidratada

 

 

 

 

 

 

3 – TORTITAS DE ARROZ CON CREMA DE CACAHUETE

Eso sí, que sólo lleven arroz y como mucho un poco de sal. Fíjate en los ingredientes.

Y lo mismo con la crema de cacahuete: que sólo lleve cacahuete.

tortitas-de-arroz-con-crema-de-cacahuete

Untar una tortita con 1 cucharada no-colmada y poner otra encima, a modo de sándwich. Envuélvelo en papel de plata.

Fácil, delicioso y saciante.

4 – UN TUPPER CON ARÁNDANOS

A no ser que tardes horas y horas en tomarte este snack – o tu hijo –, los arándanos son una buena opción. Cuando los compres en el súper, congélalos tal cual.

Y cuando vayas a salir, pon varios en tu tupper. Se descongelarán por el camino.

Son pequeños, no hace falta pelarlos, y apenas te mancharás un poco los dedos.

 

 

 

 

 

 

5 – PALOMITAS DE MAÍZ

Puedes tenerlas hechas con antelación, y llevarlas en un tupper mediano. Cuando las hagas, pon las que sobren en un tupper en la nevera. Así se mantendrán crujientes,

Eso sí: compra el maíz y hazlas tú en casa. Las que ya vienen preparadas van cargadas de sal.

Ojo con los menores de 3 años: evítalas por el riesgo de atragantamiento.

tupper-con-palomitas

 

 

 

 

 

 

6 – FRUTA EN UNA BOLSA

Sí, te decía que práctico no era. Pero llevar una manzana con piel bien lavada o un plátano dentro de una bolsita de plástico junto una servilleta de papel, también es un recurso excelente.

fruta-para-llevar-bolsa

7 – TOMATES CHERRIE Y NUECES

Juntarlo en un tupper, ¡y listo! Los tomate cherrie son como mini bombones… Y junto a las nueces, quedarás llena durante un buen rato.

Como ves, son ideas. No recetas. Sólo consiste en tenerlo en casa y meterlo en un recipiente, sin más preparación (buen, en el caso de las tortitas o palomitas sí, pero no me seas vaga, que las primeras tardas 1 minuto, y las otras se hacen en muy poco tiempo y puedes tenerlas ya hechas de otro día).

tupper-con-tomates-cherry-y-nueces

Espero que te ayude a tomar conciencia de que si tienes muy claro tu objetivo, buscarás medios. No excusas.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Te invito a que compartas este post con alguien a quien creas que le puedes aportar ideas.

Y recuerda, si no es coherente ni consciente, no lo comas.

Share via
Copy link