fbpx

 Bajar de peso, o sencillamente mejorar tu alimentación. Cualquier objetivo “healthy” me vale para este post.

 

 

NO, NO TODO LO QUE LLEVA EL SELLO «ECO» O «VEGANO» ES SANO…

 

Hace ya un tiempo que comenzaste a interesarte por comer más sano.

Incluso repasas las etiquetas de los productos en tu súper habitual y te has dado cuenta de que muchos de ellos no son saludables. De repente, productos como galletas, snacks, determinados paquetes de cereales… ya no están en tu carrito de la compra.

 

ME PASO A LO ECOLÓGICO

 

Así que te has animado a ir de vez en cuando a una tienda de alimentación ecológica (o incluso en tu súper… ¡sorpresa! Le han puesto una gran sección de productos “eco”).

Así que tú, preocupada por mejorar tu alimentación y la de tus hijos, te lanzas a comprar un sinfín de galletas eco, tortitas eco, mueslis eco… Tu pareja te dice ¿pero has visto los precios? Y claro, tú respondes que son alimentos más sanos, con menos pesticidas, etc. Son más caros, sí, ¡pero mejores! Y es difícil rebatir el argumento de LA SALUD, ¿verdad?

¡Craso error!

Porque, debajo de algunas etiquetas “eco”, “vegano”, “sin azúcar añadido”, se esconden ultraprocesados nada buenos… ni para tu salud, ni para tu bolsillo.

Mira, hay 3 pasos en todo proceso de compra de un producto alimentario. ¡Y no debes saltarte el nº 2!

 

  1. El producto llama tu atención, bien porque lo necesitabas, bien porque te ha hecho gracia.
  2. Leer el listado de ingredientes. Verificar que son pocos, conocidos y saludables.
  3. Decidir si se va contigo… o se vuelve a la estantería donde estaba.

     

    Con los productos ECO, esto no es una excepción.

     

    ¿Quieres saber cuáles son las categorías a evitar/moderar? Te invito a que leas este post hasta el final, para no perder ningún argumento por el camino… ¡Vamos allá!

 

CREMA CACAO Y AVELLANAS

Si ni en sueños comprarías Nutella y Nocilla para mantener la línea, ¿por qué deberías hacer una distinción con las cremas ECO? ¿Porque son ECO?

El azúcar integral de caña ecológico… sigue siendo azúcar.

El sirope de ágave ecológico… sigue siendo ágave (que se metaboliza prácticamente igual que el azúcar).

Si una crema de cacao lleva más ingredientes que avellanas y cacao… ten por seguro que no serán buenos.

Fíjate en esta marca en concreto (por poner alguna…):

crema-de-cacao-y-avellanas-ecologica

Así se vende:

Crema untable de Avellanas con Cacao ecológica

  • Sin Gluten.
  • 100% Vegetal – Sin Lactosa
  • Bajo contenido de sodio
  • Sin huevo.

PERO así es en realidad:

Ingredientes: Pasta de avellanas* (25%), agave en polvo*, aceite de girasol*, cacao en polvo parcialmente desgrasado* (11%), harina de arroz*, maltodextrina de maíz*, manteca de cacao*, fructosa, lecitina de girasol. *Ingredientes procedentes de la agricultura ecológica. 

 

Es decir: 25% avellanas, seguido de un azúcar, un aceite vegetal refinado (podría ser aceite de oliva, al menos…), cacao y harinas refinadas.

El precio aprox es de 4,90 €, así que barato… no es.

 

GALLETAS (DE ESPELTA, DE AVENA…)

 

Da igual el cereal base que lleve. Porque siempre contendrán azúcares o edulcorantes y alguna grasa vegetal de poca calidad, que es lo que hace al producto – la galleta en sí – altamente palatable (sabroso, rico). Y claro, ¿a quién no le gusta el sabor dulce?

TODAS las galletas que se comercializan son bollería. Es duro, pero ¡aceptemos que es así!

De nuevo, he cogido cualquier marca al azar (y me lo he puesto difícil, porque no he puesto como ejemplo alguna que tenga chips de chocolate, etc. Entonces ya ni te cuento…). Y para hacerme el reto aún más difícil, la espelta es integral. Toma ya.

Así nos las venden:

Galletas de Espelta integral endulzados con Zumo de Uva y Sirope de Arroz

galletas-de-espelta-ecologicas

Así son:

 

Ingredientes: Harina de ESPELTA* integral* 36%, copos de ESPELTA* 33%, aceite de girasol* 19%, zumo de uva concentrado* 10%, sirope de arroz* 8.4%, sal, gasificantes (bicarbonato de amonio, bicarbonato de sodio), zumo de limón*, lecitina de girasol*, aroma natural. Agricultura biológica. 

 

¡Si no llevan azúcar! ¿Cómo no van a ser sanas, Eli?

 

Pues no. El zumo de uva no es UVA (fruta, con su fibra incluida). Es ZUMO (azúcar libre en sangre).

El sirope de arroz no es ARROZ (carbohidrato complejo). Es SIROPE (han hidrolizado el arroz para convertirlo en azúcar).

Ahí lo tienes: 36% harina integral (punto positivo) y el resto es grasa vegetal y azúcar. No hay más que añadir… ¿Galletas saludables? Te dejo aquí una receta.

 

CHIPS DE VERDURAS

 

Aquí hay más variedad. Hay bolsas cuyos ingredientes realmente son las verduras en sí deshidratadas. Sanas y ricas, aunque carísimas y difíciles de encontrar.

Lo normal es que nos encontremos con algo similar a ésto:

Así lo venden:

Chips de Verduras Natursoy

chips-de-verduras-ecologicos

Y así son:

Ingredientes: Harina de maíz* (40%), aceite de girasol*, harina de patata*, fécula de patata*, almidón de maíz*, harina de arroz*, sal, azúcar de caña*, espinacas en polvo* (2%), tomate en polvo* (2%), remolacha en polvo* (2%), cúrcuma* (0,5%).

¿Dónde ves tú la verdura en los ingredientes?

Ah, sí. En el final. Y en formato polvo. Venga ya…

El resto: harinas refinadas, aceite vegetal y féculas/almidones (cuyo consumo se relaciona con el sobrepeso y la alteración de la microbiota intestinal).

 

 

GRANOLAS Y MUESLIS

 

La mejor granola que puedes comprar son los copos de avena y los de maíz sin azúcar, y tostarlos tú en tu horno junto con semillas o pipas, frutos secos y fruta deshidratada al gusto. O bien, comprar avena tal cual (puedes consultar aquí ideas de cómo tomarla, si te parece sosa tal cual).

El resto, mira y revisa. Porque normalmente van cargados de azúcar.

Aunque no es de las peores categorías. Algunas están bastante bien logradas.

2 ejemplos de lo que no vale:

Muesli Krunchy Sun Manzana y Canela Barnhouse

muesli-ecologico

IngredientesCopos de AVENA integral 61%, azúcar de caña, aceite de girasol 11%, copos de TRIGO integral 9%, arroz extruido (arroz, CEBADA malteada, sal marina), sirope de glucosa de TRIGO, manzana 3,9%, pasas 2%, sirope de manzana 1,1%, canela 0,5%, sal marina. 100% De agricultura biológica. Contiene gluten. Puede contener trazas de frutos secos, sésamo y leche.

Es decir, que aparte de avena, manzana y canela, lleva más de un 10% de azúcar, aceite vegetal y siropes (más azúcar).

 

Así lo venden:

Bolitas de Maíz con Miel, ideal para desayunos y meriendas.

muesli-ecologico

 

Así son:

Ingredientes: maíz*, azúcar caña int.*, miel*, sal marina, caramelo* (azúcar de caña* y agua).

Poco a comentar. Los cereales de la ranita salen más baratos…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EMBUTIDOS VEGANOS

 

La mayoría son productos ricos en sal, féculas y grasas vegetales de poca calidad. Es el cóctel perfecto para que sepa muy rico.

Para comenzar, si un embutido de origen animal no es saludable (por ser un ultraprocesado alto en grasas saturadas y sodio), uno de origen vegetal no tiene porqué serlo.

Mira este ejemplo:

Así lo venden:

Embutido Vegetal Mortadela

embutido-vegano

Ingredientes:

Agua, aceite de colza*, fécula de trigo*, tomate*, mezcla de especias*, gelificante: goma guar, clara de huevo*, pimienta y nuez moscada. (* de cultivo ecológico).

 

Es decir: te están vendiendo agua + aceites vegetales + féculas a precio de oro.

Y lo peor, es que tú esperabas comprar un producto sano para rellenar los bocadillos.

 

Hay muchas alternativas al embutido, y desde luego ésta no es una buena opción.

 

Y ahora, te invito a que compartas este artículo con alguien que conozcas que compre habitualmente productos ECO, para hacerle un favor y ayudarle en hacer las mejores elecciones posibles.

Si te has gustado el post, también puedes suscribirte a la newsletter para poder seguir informado acerca de cómo mantener una alimentación saludable, y real a la vez.

 

Y recuerda, si no es coherente ni consciente… no lo comas.

 

Un abrazo,

Eli

 

Share via
Copy link